lunes, 7 de enero de 2008

Quienes respetamos el Parto-Nacimiento proponemos: CAMBIAR EN EL SIGLO XXI


Antes del nacimiento hay largos meses de gestación, fundamentales en la construcción del vínculo afectivo entre madre y bebé. Una gestación en la que el bebé intrauterino recibe el amor de su madre (y su padre), es una sólida base para afrontar el nacimiento.

La Psicología pre-natal y peri-natal explora y estudia el desarrollo humano más precoz, aún desde la concepción. Se basa en la genética, la biología y la psicología (en ese sentido, es una teoría y una práctica, que tienen una unidad holística). La Psicología Prenatal, tiene un principio fundamental, que afirma que "... el cerebro es sensible a las experiencias a través de toda su vida, pero las que suceden en el comienzo de la vida humana son las que lo organizan..."

La experiencia emocional es el principal arquitecto del cerebro !!!

Thomas Verny, psiquiatra americano, autor del libro "La vida secreta del niño por nacer" explica que los vínculos humanos crean conexiones neurales, a partir de las cuales, vá surgiendo la mente creando los sistemas de memorias. Y las experiencias fisiológicas tempranas, despiertan sensibilidades en áreas psicológicas que; si son luego confirmadas por los actos; se hacen más fuertes a lo largo de la vida futura. En ese libro, relata experiencias que le fueron enviadas a lo largo de los años por personas de todo el mundo, sobre memorias de nacimiento y de la vida intrauterina.... Especialmente interesantes, resultan los relatos detallados por niños pequeños y presenta; también; aportes de la psicología profunda, en trabajos de regresión con adultos de muchas investigaciones realizadas en los últimos años en este área, por los investigadores de la mente

Nos muestra hasta qué punto el bebé en gestación, está sintonizado con el mundo que lo rodea y cómo interactúa con él, cuánto siente y cómo está atento... aprendiendo que es humano !!!.

Considera entonces al embarazo como el inicio de la crianza. Habla de la danza entre los padres y el niño en la intimidad del vínculo prenatal, siendo esta relación formativa inicial, el ámbito dentro del cual el niño desarrolla el sentido de sí mismo. Nos explica con claridad, la psico-biología de los vínculos y se explaya largamente en la sintonía de los cuerpos parentales y el bebé en gestación.

Los elementos que promueven salud emocional, son; para él:
* una relación segura,
* comunicación cooperativa,
* colaboración,
* el ser reconocido por los otros,
* tener diálogos reflexivos (intercambio verbal de experiencias internas) con reparación (volver a establecer la comunicación cuando se pierde)
* más una narrativa coherente (contar historias familiares, cohesiona y antagoniza la fragmentación que provoca la vida moderna).

Pensar en el parto-nacimiento, usualmente, dá miedo... y admitir que el bebé siente, lleva a tener que cambiar actitudes y prácticas médicas. La ciencia tiene una gran dificultad para reconocer que el niño no nacido y el recién nacido tienen emociones y sentimientos.

No se aprecia, por ejemplo, el instante justo después del nacimiento, cuando la madre abraza al niño y lo acerca a su pecho. En ese momento se establece la relación más profunda e íntima, que dos seres humanos puedan tener.

El exceso de tecnología que tranquiliza a los médicos y obliga a las mamás a mantenerse en una cama, tiene un efecto bastante deshumanizador. Los niveles de ansiedad suben y por ende afectan al bebé. Ni qué hablar si; además; el bebé es separado de su madre... aún para llevárselo para "observación".

"En nuestras sociedades modernas, la EFECTIVIDAD es lo dominante y la AFECTIVIDAD se marchita..." (dice la Doctora Caterine Dolto, médica clínica y pediatra, miembro del Comité de Honor y Reflexión de la UNICEF, dedicada a la difusión de la Haptonomia, Ciencia de la Afectividad)

El Dr. Michel Odent está alertando desde hace décadas sobre nuestras sociedades modernas y dramáticamente dice que "....la estrategia de supervivencia de la especie humana dependerá, en buena medida, de cómo ocurra el nacimiento. El análisis científico de la capacidad de amar; al otro y a uno mismo; revela que ésta se construye a partir del comienzo de la vida; en particular, durante el parto".

Entender ésto y HACER ALGO AL RESPECTO para CAMBIAR la forma de parir y de nacer, en este siglo XXI, es más urgente que nunca !!! Y el cambio debe hacerse, a partir de los vientres maternales...

Creo firmemente que la vida debe ser una historia de amor !!!

Y por ello, más que trabajar para que el parto sea menos doloroso, lo importante es que el padre y la madre de cada uno de los bebés que están por venir al mundo, entiendan la profunda trascendencia que tiene el amor como pauta a seguir, empezando desde la gestación.

3 comentarios:

Viole dijo...

qué te puedo decir cris??? lo expresás tan bien! elegís cada palabra con tanto amor y tanta afectividad que en este caso se tornan efectivas, efectivas para abrir los corazones, el click del pecho...
este blog tiene que estar vivitado por todo rosario!!! y depsues por toda america!
te quiero
besos

la Cris -de ROSARIO- dijo...

Graaacias, Viole!!!

Estoy absolutamente convencida de que EL AMOR es lo que nos vá a salvar como humanidad. Y que ésto empieza en la gestación, siguiendo por el Parto...

Es lo que presagia una nueva forma de crianza y; por lo tanto; otros niños... Al menos es lo que yo veo (en la pequeña parte de la vida de las personas en que me toca estar: en su gestación y el nacimiento)

Yo sé, que vos lo sabés muy bien y lo estás practicando!!!

ADELANTE, poderosa mamá de Cata!!!

ADELANTE y BUENA CRIANZA !!!

Viole dijo...

en que anda la cris???
te he premiado en mi blog!
besotesssssssssssssssssss