sábado, 10 de noviembre de 2007

Conocer y saber, para ELEGIR

Estamos en el Siglo XXI y las mujeres no saben Qué es el PARTO, ni la mejor, más fácil y más agradable forma de vivirlo.


Todavía hay quienes piensan, que:
"las mujeres no tienen que saber nada, porque; para eso; está el Médico, que sabe”


El Parto es una transición entre 2 mundos: del Mundo Intraútero al Mundo Extrauterino (es un "trans-mundeo" como dijo Florencio Escardó hace muchos, muchos años) Es también; un RITO de PASAJE: el pasaje del Ser hija a Ser MADRE.

Por lo tanto, es un momento TRASCENDENTE y UNICO, en el que 2 seres están involucrados: la madre y el bebé naciente.


"Tener un hijo se ha convertido en algo tan complicado en el mundo occidental, que pocas mujeres tienen probabilidad de hacerlo de forma natural. La moderna tecnología de la obstetricia, con sus luces destellantes y sus aparatos complicados produce confianza en algunas mujeres, pero atemoriza a otras" -Sheila Kitzinger-

En nuestra sociedad occidental, el Sistema Médico se ha apropiado de tal forma del PROCESO MÁS NATURAL DEL MUNDO; que hoy; ya pocos saben cómo DEBERÍA SER tal proceso. La expresión "PARTO NORMAL" se interpreta ahora, como la forma de parir y de nacer en el ambiente médico (Hospitalario o Sanatorial) en donde la naturaleza ha sido DOBLEGADA y SOMETIDA por la técnica médica. El parto actual es; en realidad; EL PARTO MEDICALIZADO, en el que los procedimientos rutinarios se cumplen paso a paso, en una cascada de conductas innecesarias ritualizadas por el médico (como recetas de cocina) Es el parto en el que la tecnología ha sustituído la fisiología de la mujer, desvirtuando la experiencia del nacimiento (y del parir) generando riesgos innecesarios -tantas veces silenciados- tanto para la madre, como para el bebé.
Las Prácticas realizadas por la Obstetricia convencional en las Salas de Pre-parto y Parto, no son ni buenas ni malas. Son oportunas o inoportunas. Cuando se imponen de forma rutinaria e indiscriminada a quienes; en su mayoría; no las necesitan, acaban por ser INOPORTUNAS y VIOLENTAN un proceso que debería ser respetado. Cuando el médico interviene en forma inoportuna y rutinariamente, desencadena una serie de procedimientos (en cascada intervencionista) que; las más de las veces; prepara el terreno para todo tipo de procedimientos encaminados a resolver los problemas que han sido creados por la medicina misma ejercida de esta forma.

Recuerdo haber leído en un Foro, el relato de una madre que concluía así su experiencia de parto: "el Obstetra que le salvó la vida a mi bebé fue el mismo que; momentos antes; lo expuso a un grave riesgo de morir"

Palabras tales como "Goteo", "Episiotomía", "Fórceps", "Peridural", "Cesárea", son un léxico común aprendido de golpe y brutalmente; por los padres de hoy en día; después de atravesar la experiencia del nacimiento de sus hijos. Nunca se les habían dicho ANTES. No sabían qué significaban; ni siquiera que existían... No habían sido informados.

Ni qué hablar de las excusas (términos mal entendidos, que sustituyen escandalosamente la explicación de la verdad ocurrida) que tienen los "médicos ritualizados" para explicar lo inexplicable: la altísima TASA DE CESÁREAS que está constituyéndose en la verdadera epidemia de nuestro mundo actual. Así es como las mujeres se creen de verdad aquello que se les dijo. Y repiten; una y otra vez: "yo no dilato" "el bebé era muy grande y yo soy muy estrecha" "me hicieron la cesárea porque el cordón estaba en el cuello de mi bebé" "porque me había pasado de fecha"
En los países en donde se respeta el parto como un proceso natural, las tasas de Cesáreas no suelen superar el 10% (Francia, Holanda, Canadá, Alemania, Suiza, Suecia, Noruega) Cuando la asistencia obstétrica es de corte intervencionista, la tasa de cesáreas es siempre (escandalosamente) superior. En nuestro País, el índice de cesáreas es de casi el 35%, trepando al 40 ó al 45% (incluso más) en algunos ámbitos privados. Esto significa que casi 1 de cada 4 bebés, no ha podido nacer por la vía natural. En las últimas décadas del siglo que terminó, la cesárea ha pasado de ser; de una intervención quirúrgica casi excepcional; a la forma en que vienen al mundo la gran mayoría de nuestros bebés.

Lo verdaderamente inexplicable es; que los padres de hoy, no se hayan revelado frente a esto y que resignen sus derechos a ser informados; para poder elegir el tipo de parto-nacimiento que prefieren.

El Embarazo, el Parto y el Nacimiento de tu bebé, DEBEN ser vividos libre y gozosamente. Sin temores infundados ni prejuicios. La Ley Nacional Nº 25.929 explicita los derechos de las mujeres y los del nacimiento. La OMS avala tu deseo de ser informada y de elegir. La Plataforma Pro-Derechos del Niño te recomienda "Defiende la la experiencia más impactante de tu hijo/a: SU NACIMIENTO".

Para que las mujeres lleguen al nacimiento de sus hij@s informados acerca de las técnicas, los medicamentos y las maniobras que se harán en el Parto/Nacimiento y sepan elegir QUÉ NO QUIEREN en ese momento, es posible preguntar, negarse y exigir explicaciones acerca de riesgos y beneficios de la forma de atención obstétrica. ES POSIBLE ELEGIR. Las mujeres deben estar PREPARADAS, venciendo y enfrentando esas escenas tan temidas de supuestas "tragedias a punto de ocurrir" alrededor del parto que no son reales; sino la explicación más fácil y "elegante" de los Obstetras ritualizados...

Es preciso que te informes, que busques, que leas, que preguntes, que te acerques a los Talleres de Reflexión sobre el Parto, la Maternidad y la Paternidad, donde te ofrezcan INFORMACIÓN VERAZ.

En Rosario, tenemos un lugar para ésto. Somos un equipo de mujeres profesionales que proponemos y SOSTENEMOS otra forma de nacer y de parir. Te ofrecemos acompañarte en tu embarazo, para que llegues a un parto sin violencias mecánicas, químicas ni personales (ni para vos ni para tu bebé). Un lugar donde estimulamos el SABER FEMENINO para que puedas alumbrar la vida (de tu bebé y la tuya) con la luz de una Maternidad Nueva.

Respetando el Parto, sin intervenciones médicas ni interferencias innecesarias a partir del trato respetuoso que merece cada mujer...

un nuevo mundo será posible !!!

6 comentarios:

Viole dijo...

Tan cierto! que buena síntesis!!!!
Gracias por tus palabras hermosas en mi blog!
Ahora voy a leerle lo que escribiste a mi mamá que llegó hoy, y aún me piensa un poco "fanática" del parto humanizado...es que nadie cree que en la realidad de la medicina prepaga pasen las cosas que pasan...

Turca dijo...

Qué hermoso post te mandaste, Cris!!!!
Ahora se lo paso a una amiga.

Besosssssssssssss.

Marina dijo...

Hola Cris te vi en una respuesta del Blog de Turca y ahora te encuentro como enlace de la página de una amiga Jime...
Yo también soy de Rosario y me estoy capacitando como Doula con las Doulas de Rosario, para mi que tengo 3 hijos me es sumamente importante que esto se valla expandiendo y sueño con ser la doula de mis hijas, mis amigas, mis familiares, es algo que me apasiona y que conoci via internet. Ojala que te des una vueltita por mi blog y podamos algún dia charlar personalmente y vivimos en la misma Ciudad la hermosa Rosario.
Besos y el blog esta buenisimo felicidades

Nati dijo...

Hola¡
lindo blog¡¡ muy bueno Yo pronto seré mamá y me falta más información, apoyo.. tb soy de Rosario pero en estos momentos vivo en santiago de Chile.
un abrazo Nati

Viole dijo...

wow nos juntamos las rosarinas que andamos por el mundo, y con la misma causa! lo trascendental de nacer!!!
Que maravilla!
Cris: me emocionan tus mensajitos, están llenos de mágia, amor, y energía! No sos sólo una doctora que respeta la fisiología del parto y los derechos de la mujer (no era poco) Sos una mujer íntegra divulgando sentimientos de pertenencia, encarnación, vínculos, aurasss! Lo que decís siempre tiene una couta de paz, de entendimiento, de sentirse parte, de aceptarse así, de búsqueda de la unidad, la integración, el sistema!
Gracias
Viol

Viole dijo...

bellisimo el legado que me dejaste, sin palabras, bellísimo, emocionante, todo
que mas decir? nada, nada, nada